Estamos en una época, con el nuevo curso, y los nuevos propósitos pensamos en reformas y el rediseño de espacios que han quedado a los anticuados, e incluso, a la compra de mobiliario que consideramos debemos sustituir, sobre todo los dormitorios infantiles o juveniles. Quizás sea por eso de “Cole nuevo, habitación nueva”, eso sí siempre dentro de las posibilidades de cada hogar.

Ante esta circunstancia queremos ofreceros unos sencillos consejos para que, si los consideráis interesantes, los tengáis en cuenta a la hora de realizar la compra de un dormitorio infantil o juvenil.

Tematizar la habitación: Puede parecernos a idea perfecta para que nuestro hijo se encuentre “como pez en el agua” en su habitación. Aún así, lo ideal es que seáis prudentes y no tengáis cuidado de no caer en los excesos, puede que lo que ahora le apasiona a tu pequeño no le guste absolutamente nada dentro de tres años.

No contar con la opinión del protagonista: Está claro que sobre gustos no hay nada escrito, por eso es un grave error pensar que lo que nos gusta a nosotros, también le gustará a nuestro hijo. Para evitar cualquier contratiempo en este sentido y evitar que nuestro hijo no pise su habitación, os recomendamos que lo tengáis en cuanta a la hora, sobre todo, de tematizar y decorar el espacio.

Funcionalidad: A la hora de elegir los muebles de la habitación debemos tener claro cuánto espacio tenemos para distribuir el mobiliario, si será utilizado por una o dos personas, etc. Os recomendamos que investiguéis el mercado, existen una amplia variedad de opciones para mobiliario infantil y juvenil: Camas convencionales, camas nido, iteras, camas abatibles, etc…

Almacenamiento: ¿Qué solemos encontrar en la habitación de un niño o un adolescente? Juguetes, libros, ropa, etc. No tener un buen almacenamiento que permita mantener una habitación ordenada, resta en la calidad de vida de nuestro hijo y, por supuesto, en la de la familia en general.

Cómo veis os hemos dejado en este post una serie de detalles que, a juzgar por la experiencia, son importantísimos cuando de una habitación infantil o juvenil se habla.

¿Cuál fue vuestra experiencia? ¿Qué detalles valoráis más?

Cuéntanoslo, ¡Somos todo oídos!

Share