La cuna es uno de los elementos más importantes del ajuar del bebé, por lo tanto su compra debe ser meditada y no debe hacerse a la ligera.  Es donde el bebé pasará más tiempo,  bien en nuestro cuarto o bien en su habitación, cuando decidas que ha llegado el momento o incluso desde sus primeros días.

En nuestra colección Smile, puedes encontrar muchos modelos. Antes de elegir uno, debéis plantearnos si queréis que duerma en la habitación con vosotros o que duerma en su habitación.  Si has decidido hacer colecho y necesitas ocuparte del bebé por la noche necesitarás que duerma en tu habitación  o si por el contrario prefieres respetar el descanso de tu pareja  y que el bebé disponga de su habitación desde el principio optaras por levantarte a atenderlo a su habitación. Esto depende exclusivamente de tus circunstancias y de como quieras hacerlo. No hay mejores formas, es tu decisión.

Si finalmente has decidido que el bebé duerma en la habitación de matrimonio puede utilizar esta preciosa cuna tamaño estándar. A este modelo se le baja uno de los lados y así resulta más fácil darle la toma nocturna y es más seguro para el bebé.

Hay algunos padres que reemplazan el uso de la cuna por el moisés o capazo durante los primeros meses, para luego pasar al bebé directamente a la cuna.

A la hora de elegir el dormitorio,  es importante saber  las dimensiones de la habitación del bebé, que tipo de funcionalidades queremos que tengan, armario, cambiador,…Siempre elegir con altura regulable, si es posible, con algún sistema de almacenaje para tener a mano todo y no descuidar al bebé o convertible en otro mueble cuando el bebé crezca para que sea más aprovechable.  Si quieres conocer más sobre si  elegir cuna convertible, puedes leer este artículo sobre las ventajas de las cunas convertibles.

¿Te hemos ayudado a decidirte?.

Share