Seguramente te habrás preguntado alguna vez cual es la fórmula secreta para distribuir correctamente una habitación de casa. En el post de esta semana de nuestro blog  vamos a repasar los principales puntos que tendréis que tener en cuenta a la hora de realizar este trabajo, sobre todo, dependiendo de para quien sea esa habitación, si para los más peques, grandes, o adolescentes de la casa.

Habitación del bebé

A simple vista pueden parecer las más fáciles de decorar y distribuir, pero lo cierto es que se debe tener en cuenta que estas habitaciones cambiarán de forma radical en un espacio corto de tiempo, de bebés pasan a ser niños,  obligándonos a modificar casi cualquier aspecto de la habitación.  Sin duda, cualquier habitación debe contar con una cuna, cambiador y armario. Existe en el mercado una amplia variedad de modelos de muebles para habitaciones de bebé que se adaptan a las necesidades y gustos de cualquier persona.

  1. Armario de tamaño adecuado que se deberás colocar en un espacio amplio para que las puertas puedan abrirse con facilidad. Los armarios de puertas correderas suelen ser unos perfectos aliados cuando tenemos problemas de espacio.
  2. La cuna debe estar colocada en el centro de la habitación evitando así posibles corrientes, demasiada  luz de la ventana, etc…
  3. El cambiador debe estar siempre colocado cerca del armario para una mayor comodidad y seguridad.

Habitación juvenil

Las habitaciones juveniles son las que más tiempo nos acompañarán. Por ello siempre os recomendamos que adquiráis muebles de calidad para una habitación de este tipo, siempre y cuando no hayas optado por los muebles convertibles o las camas nido

  1. No saturar ni recargar el espacio: Los peques van a pasar mucho tiempo de su día en esta habitación, por ello os recomendamos que ellos mismos participen en el proceso de decoración de su propia habitación.
  2. Espacio para el estudio, el ocio, etc. Así, la limpieza, también será más fácil.
  3. Colocar todas las cosas a una distancia coherente para que los pequeños puedan acceder a ellas sin complicaciones.

Con estos pequeños consejos seguro que amuebláis y decoráis una habitación cómoda y muy bonita de la que vuestro hijo no querrá salir.

Share