Nidos y Compactos Foto BLOG GLicerio

 

Nidos y compactos.  ¿Cuáles elegir?

Las camas nido son aquellas que tienen debajo otra cama o cajones, manteniendo la altura tradicional, entre 50-55 cm aproximadamente, incluyendo el colchón.

Por su parte, las camas compactas son una evolución natural de las camas nido. Bajo la cama tradicionalmente se combinan una hilera de cajones y una segunda cama. De esta forma la altura de la cama llega hasta los 80 cm aproximadamente.

En nuestro catálogo te ofrecemos las mejores opciones de combinación de este tipo de cama: dos hileras de cajones, la  segunda cama en el módulo inferior o el intermedio, cajones móviles, etc.

A la hora de elegir cuál de los dos tipos de cama puede ser la mejor para ti, tienes que tener en cuenta varios factores. Por ejemplo considerar el espacio que tienes y el uso ‘real’ que harás cada día. 

Nidos y compactos: principales características.

Hablaremos de las principales diferencias, ventajas y desventajas entre camas nido y compactos.

La principal ventaja de una cama nido es que nos permite  aprovechar el espacio inferior, bien sea con otra cama o cajones. Al mismo tiempo sigue manteniendo la altura estándar de las camas tradicionales. Por estas características esta tipología de cama se convierte en la mejor opción para dormitorios de espacio reducido.

La única desventaja que tienen las camas nido es que hay que elegir entre una cama adicional o espacio de almacenaje. Si la segunda cama va a ser utilizada sólo por alguna ocasión, es probable que en tu día a día eches de menos más espacio para guardar cosas.

Para resolver este problema hemos creado las camas compactas, que hoy en día son uno de los muebles preferidos por nuestros clientes. Al tener más altura que una cama tradicional o nido, se aconseja para habitaciones de tamaño mediano/grande.

¿Tienes miedo de que tu hijo tenga una altura demasiado grande? Mientras que el niño se adapta a su nueva cama y va creciendo se recomienda utilizar barras quitamiedos.

Share