Si lo que buscas es funcionalidad y belleza en la habitación de tu bebé, nada mejor que decantarte por una colección como Smile. Los muebles que ahora te hacen falta, principalmente, son el armario, el cambiador y la cuna, pero lo que más necesitarás es que sean seguros y cómodos

La llegada de un bebé es un momento cargado de ilusión. Ponemos mucha atención en comprobar qué le hará falta en su habitación. Las necesidades de espacio y la organización cambian en casa. Sin embargo, teniendo en cuenta ciertos factores esto puede ser un camino de rosas.

De hecho, hoy existe en el mercado multitud de soluciones en nuestra colección Smile, Cunas para colecho, minicunas para los primeros meses o cunas convertibles con las que  el mobiliario crecerá con tu pequeño y ganarás en funcionalidad y ahorrarás mucho más. Gracias a los muebles convertibles, su habitación de bebé se convertirá en un dormitorio juvenil cargado de atractivo.

Es muy conveniente que crees un espacio seguro y cómodo para ti y para tu bebé. Los colores y la luz te pueden ayudar para crear un ambiente de tranquilidad.

Esto se consigue con una iluminación tenue y con muebles con unos colores base que sean claros como, por ejemplo, el blanco o la madera natural en tono betula o fresno. En Smile, además, los muebles tienen toques de color, que van desde los tonos clásicos pastel hasta otros mucho más atrevidos.

Lo mejor es tener la posibilidad de personalizar el dormitorio de tu bebé todo lo que quieras, siempre combinando comodidad, una pizca de imaginación, buen gusto y seguridad. Todo ello sin olvidar en un solo momento que la ilusión no puede faltar en el diseño de este espacio.

Así, la habitación para tu pequeño estará preparada de la mejor forma posible para cuando llegue. Una vez preparada, tan solo te queda esperar.

Share