Tu dormitorio dice mucho de ti, tanto que es como una fotografía de tu estilo de vida y de tu momento personal. Por eso, y porque es el centro de descanso y de intimidad de tu hogar, merece un cuidado y atención especial.

Muebles EOS Glicerio Chaves

Hoy te proponemos, a través de nuestra nueva colección de dormitorios de matrimonio Eos Concept , cinco detalles fáciles de introducir en tu dormitorio y que harán tu espacio privado más acogedor y personal.

Muebles EOS Glicerio Chaves

Iluminación acogedora

Para hacer tu dormitorio más acogedor utiliza iluminación suave y difusa. Reemplaza los focos y lámparas de techo por luces indirectas, pequeñas lámparas, apliques o , incluso, ¡velas!. Hay algunos de nuestros dormitorios con led incluidas elígelos, harán tu dormitorio más cálido y especial.

Muebles EOS Glicerio Chaves

Accesorios

Decora tu habitación con pequeños o grandes detalles y objetos que te gusten y digan mucho de ti. Recuerdos de viajes, libros, revistas y, sobre todo, fotografías y retratos. Enmarcados o sin enmarcar… ¡Depende de ti!

Muebles EOS Glicerio Chaves

Ropa de cama seleccionada

Si la cama es el elemento alrededor del cual gira todo el dormitorio, la ropa de cama no es menos importante. Si es posible, pon sábanas, edredones o almohadas que combinen con el color de las paredes. Si no, escoge una única tonalidad.

Muebles EOS Glicerio Chaves

Decoración de paredes

Los colores cálidos y naturales son los más aconsejables para los dormitorios, pero … ¡Sobre gustos no hay nada escrito! También puedes optar por papeles pintados y la combinación de varios. Los papeles resurgen con mucha fuerza en los dormitorios actuales.

Muebles EOS Glicerio Chaves

Suelos

Y, finalmente, el pequeño gran detalle del suelo. Si eres fan de las alfombras, no te cortes. Las alfombras le dan un toque acogedor y cálido a la habitación, así que pon una o, incluso varias, para crear distintos ambientes dentro del dormitorio.

Muebles EOS Glicerio Chaves

Y si a estos cinco detalles le añades orden, limpieza constante, flores y música,… ¡Ya tienes el dormitorio perfecto!

Share